Salud Mental

Meditación México - Salud mental

10 de octubre, Día Mundial de la Salud Mental

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud:

“La salud mental se define como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad”.

Las alteraciones del pensamiento, la percepción, las emociones, la conducta y las relaciones con los demás, afectan nuestra salud mental. Entre ellos se incluyen la depresión, el trastorno afectivo bipolar, la esquizofrenia y otras psicosis, la demencia, las discapacidades intelectuales y los trastornos del desarrollo (como el autismo), entre otros.

La depresión es el trastorno mental que más afecta a la población y es, además, una de las principales causas de discapacidad en el mundo. Aunque es una enfermedad tratable, seis de cada diez personas que la padecen en América Latina y el Caribe, no buscan o no reciben el tratamiento que necesitan. La proporción de personas enfermas que no reciben atención alcanza entre el 60 y el 65%.

La falta de servicios apropiados, de profesionales de la salud capacitados especialmente en la Atención Primaria, y el estigma social asociado a los trastornos mentales son algunas de la barreras para el acceso a una atención adecuada.

Dependiendo del contexto local, algunas personas y grupos sociales pueden correr un riesgo significativamente mayor de sufrir problemas de salud mental. Entre estos grupos vulnerables se encuentran (aunque no siempre) miembros de las familias que viven en la pobreza, las personas con problemas de salud crónicos, los niños expuestos al maltrato o al abandono, los adolescentes expuestos por vez primera al abuso de sustancias, los grupos minoritarios, las poblaciones indígenas, las personas de la tercera edad, las personas sometidas a discriminaciones y violaciones de los derechos humanos como la comunidad LGBT+, personas expuestas a desastres naturales, a conflictos, presos  u otras emergencias humanitarias.

Pero no vayamos tan lejos, también la salud mental se puede ver afectada por el trabajo, un entorno laboral negativo puede causar problemas físicos y psíquicos. El acoso, la intimidación en el trabajo, bajo nivel de apoyo a los empleados, falta de claridad en objetivos y/o áreas, horarios de trabajo rígidos, riesgos, carga de trabajo permanentemente elevada, etc. son problemas frecuentes que pueden tener considerables efectos negativos en el aumento de estrés y ansiedad. Las organizaciones pueden aplicar muchas medidas eficaces para promover la salud mental en el lugar de trabajo y aumentar con ello la productividad.

También para nuestros niños y jóvenes: cambio de colegio o de hogar, entrada en la universidad o en el mundo laboral, uso día y noche de las redes sociales y sus impactos emocionales, puede ser causa de mucho estrés o aprensión. En algunos casos, si no se reconocen y controlan, estos sentimientos pueden causar enfermedades mentales.

¿Quién puede presentar trastornos mentales?

Todos. Los determinantes de la salud mental y de los trastornos mentales incluyen no solo características individuales tales como la capacidad para gestionar nuestros pensamientos, emociones, comportamientos e interacciones con los demás, sino también factores sociales, culturales, económicos, políticos y ambientales, como las políticas nacionales, la protección social, el nivel de vida, las condiciones laborales o los apoyos sociales de la comunidad.

Otros factores que pueden causar trastornos mentales son el estrés, la herencia genética, la alimentación, las infecciones perinatales y la exposición a riesgos ambientales.

Los sistemas de salud todavía no han dado una respuesta adecuada a la carga de trastornos mentales, en los países de ingresos bajos y medios, entre un 76% y un 85% de las personas con trastornos mentales graves no recibe tratamiento; y en los países de ingresos elevados, entre un 35% y un 50%.

Además de la ayuda que prestan los servicios de salud, las personas que presentan enfermedades mentales necesitan apoyo y atención social. En algunos casos, pueden  necesitar que se les ayude a participar en programas educativos, así como a encontrar un empleo y una vivienda que les permitan vivir y mantenerse activos en su entorno social.

Cada 10 de octubre, en todo el planeta se celebra el Día Mundial de la Salud Mental para crear conciencia sobre su importancia, sensibilizar a la población y a los gobiernos, e impulsar estrategias para la adecuada detección y atención.

La salud mental se atiende de manera multidisciplinaria, se manifiesta de muchas formas y en diferentes niveles, no la descuides.

 

Fuentes:

Organización Mundial de la Salud

Pan American Health Organization

GOBMX

Libro de visitas, gracias por tus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.