Nueva carta desde Japón de Megumi Miyata

Help Japan

Por Cristobal Cervantes (espiritualidadypolitica.blogspot.com)

Hemos recibido un nuevo mensaje de Megumi desde Japón para pedirnos un favor, “quizá el último”, dice. Lo reproducimos traducido a continuación. Megumi vive en Tokio y es traductora, habla cinco idiomas (japonés, inglés, francés, español y hebreo). En estos momentos está colaborando como voluntaria de traductora para varias ongs internacionales en la zona del desastre en Japón. Su “Carta urgente desde Japón”que publicamos ayer en el blog ha tenido una gran difusión, gracias:

Reproducimos a continuación la carta original en inglés de Megumi, ya que algunos amigos lo han pedido:

all your voices with love and supports
are arriving here.
I read all your mails but sorry for not responding each one of you personally.
we all feel you are with us.
thank you.
thank you.

dear friends,
I have another favor to ask you.

since last night
we started to gather between friends at 21 o’clock in japan.
to pray and meditate.

the power of meditaion and prayer,I believe.

and this is the most easy and strongest way to connect all of us.

there are 2 points to focus:
first,
we focus NOT on the personal misery.
we are focusing on the whole humanity,whole existance and planet earth to be healed.
second,
we focus on transforming the ultra negative radioactive energy
into the ultra positive love energy.

energy doesn’t vanish
but it could be transformed.

practically this is how we do it:
first of all,we open our heart.
then
we are visualizing the earth covered with golden light
it goes into every single existance until the earth starts to shine by itself.
and we put the rayer of ice-blue substance to cool down the nuclear reactor.
and transform it into the most beautiful thing you can imagine each one.
(my friend transformed it into beautiful red rose!)

you don’t have to follow my indications.
but important is to focus on the same time on the same point.

even if you don’t believe in it
please give it a try.
because there left very few things to do
and one best thing I can think of is this.

I don’t know how much time left for us.
but someone said,
“even the world will end tomorrow,I will plant the tree today”
and this is my way to plant this tree.
please join us!

at 21h in Japan time,for 15 minutes.
you can check the time on your own country.

people tell me to leave the country or go down south of Japan now.
but I feel
I am in the right place on the right time.

please forward the call for this prayer-meditation to your friends.
thank you!!

love
megumi

martes, 22 marzo, 2011
Hemos recibido un nuevo mensaje de Megumi desde Japón para pedirnos un favor, “quizá el último”, dice. Lo reproducimos traducido a continuación. Megumi vive en Tokio y es traductora, habla cinco idiomas (japonés, inglés, francés, español y hebreo). En estos momentos está colaborando como voluntaria de traductora para varias ongs internacionales en la zona del desastre en Japón. Su “Carta urgente desde Japón”que publicamos ayer en el blog ha tenido una gran difusión, gracias: 

Todas vuestras voces de amor y apoyo están llegando aquí. He leído
todos vuestros mensajes, pero siento no poder responder a cada uno
personalmente. Todos sentimos que estáis con nosotros.
Gracias.
Gracias.

Queridos amigos,
Tengo otro favor que pediros.

Desde anoche empezamos a reunirnos entre amigos a las 21h en Japón para orar y meditar.

Creo en el poder de la meditación y la oración.

Es la forma más fácil y más poderosa para conectarnos a todos.

Hay dos puntos en los que nos podemos enfocar. En primer lugar, NO nos centramos en la desdicha personal. Nos centramos en sanar a toda la humanidad, en toda la existencia y todo el planeta Tierra. En segundo lugar, nos centramos en transformar la ultranegativa energía radiactiva en la ultrapositiva energía del amor .

La energía no se destruye, pero puede transformarse.

En la práctica, esto es lo que hacemos: en primer lugar, abrimos nuestro corazón. A continuación, visualizamos a la Tierra cubierta con luz dorada que entra en toda existencia individual hasta que la Tierra comienza a brillar por sí misma, y rezamos para que una sustancia de hielo azul enfríe el reactor nuclear y lo convierta en la cosa más bella que cada uno pueda imaginar. (¡Un amigo lo transformó en una hermosa rosa roja!)

Podéis hacerlo de otro modo, pero es importante centrarse en lo mismo a cada momento.

Incluso si no cree en ello, por favor, inténtalo. Quedan muy pocas cosas que se puedan hacer y una de las mejores es ésta.

No sé cuánto tiempo nos queda, pero como dijo Martin Luther King: “Aunque el mundo se fuera a acabar mañana, todavía hoy plantaría un árbol”. Y esta es mi manera de plantar el árbol. Por favor, únete a nosotros!

A las 13h (hora española), durante 15 minutos.

Me dicen que ahora mismo me vaya del país o hacia el sur de Japón. Pero siento que estoy en el lugar adecuado en el momento adecuado.

Por favor, envía la convocatoria de esta oración/meditación a tus amistades. ¡¡Gracias!!

Con amor,

Megumi

—————–

La carta original en inglés ha sido traducida por nuestro amigo Jordi Pigem, al que le damos las gracias. Ver más de Jordi en Wikipedia, y en este enlace puedes ver todos los artículos de Jordi Pigem en el blog Espiritualidad y Política

Blog: espiritualidadypolitica.blogspot.com

Información compartida por el Centro Rinchen Zangpo FPMT Torreón

…A seguir unidos y recordad la interdependencia entre todo y todos.

La urgencia todavía está ahí.

Om Mani Padme Hung

Libro de visitas, gracias por tus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.